Descubre todos los beneficios de las toallas de baño ecológicas

Cada día tomamos más conciencia del impacto de nuestras actividades sobre el ambiente. Nuestro planeta ha recibido los efectos de las acciones humanas en diferentes ámbitos, y esto se está reflejando en cambios perjudiciales para nuestra salud y nuestro entorno.

Y no sólo son las consecuencias de las acciones de grandes industrias, sino de igual forma las generadas a través de pequeños hábitos en el día a día, que terminan afectando nuestra calidad de vida.

Pensar en los productos que utilizamos en nuestro hogar, es una forma de hacernos cada vez más conscientes y responsables sobre las pequeñas acciones con gran impacto ecológico. Las toallas de baño son un ejemplo de cómo podemos cuidar de nosotros mismos y de los demás, además de llevar una vida más saludable y armoniosa con el ambiente.

El día de hoy queremos hablarte de una gran alternativa: las toallas de baño ecológicas. Conoce sus  principales beneficios, así como las bondades del algodón orgánico para tu salud y la naturaleza,  para que sigas cuidando de tu familia de la mejor manera posible y en armonía con la Tierra.

¿Qué son las toallas de baño ecológicas?

Las toallas de baño ecológicas, o también conocidas como toallas orgánicas, se les identifica de esta manera porque no contienen productos químicos perjudiciales y minimizan la huella de carbono en el ambiente. Este tipo de toallas están elaboradas con algodón orgánico certificado, haciendo de las toallas un producto sostenible con el medio ambiente.

Las toallas elaboradas con algodón orgánico -un algodón natural y ecológico-, cumplen con estándares estrictos de producción. Para salir al mercado, deben cumplir con una certificación otorgada por la Global Organic Textile Standard (GOTS), que es la principal acreditación para textiles naturales. Además de garantizar que las fibras de algodón utilizadas se desarrollaron naturalmente, el sello de calidad GOTS garantiza que la tela y los productos fueron entregados siguiendo tanto criterios de beneficio social como ambiental.

Utilizar toallas de baño ecológicas es la mejor manera de agregar un toque consciente y responsable de cuidado personal a su vida diaria. Las toallas orgánicas y 100% ecológicas cumplen con un estándar de calidad que  garantiza que la tela sea segura para tu piel, pero también para nuestro planeta.

¿Qué es el algodón orgánico?

En palabras sencillas, el algodón orgánico proviene de cultivos que no usan fertilizantes, pesticidas y otros productos químicos tóxicos. Con este tipo de método de cultivo, los árboles de algodón no se rocían ni se tratan con ningún químico.

En este tipo de algodón sólo se confían métodos de agricultura orgánica aprobados. Como resultado, el cultivo de algodón orgánico nos garantiza un entorno sostenible, ya que ayuda a mantener la fertilidad del suelo, evitando la contaminación de ríos u otras fuentes de agua naturales.

El método tradicional de cultivo de algodón no solo es perjudicial para el medio ambiente, sino también para todos aquellas personas que trabajan en dichos cultivos, ya que están constantemente expuestos a los efectos perjudiciales de los productos químicos utilizados.

¿Cuáles son los beneficios de usar toallas de baño ecológicas?

Entre las principales ventajas de usar toallas orgánicas hechas de algodón orgánico, es que siempre son buenas para pieles sensibles, especialmente para la cara o cualquier otra área delicada del cuerpo. En este sentido, las toallas orgánicas son ideales para un mejor cuidado de la piel.

Si alguna vez has experimentado enrojecimiento o sequedad luego de bañarte, probablemente tu toalla sea la responsable. La fibra natural de una toalla hecha con algodón orgánico se siente suave en la piel, especialmente en la cara, y disminuyen las posibles reacciones que te generen algunos químicos presentes en las toallas tradicionales.

Las personas que sufren alguna condición dermatológica, algún tipo de alergia, o sencillamente son más propensas a irritaciones, pueden utilizar toallas orgánicas para contar con mayor protección en su piel. Las toallas orgánicas, además de ser respetuosas con el medio ambiente, son las mejores para quienes acaban de salir de algún tratamiento médico o quirúrgico.

Por otra parte, una toalla de baño puede ser usada  tres o cuatro veces antes de lavarse, pero hay que tomar en cuenta que las telas fabricadas químicamente se deterioran más rápido después del lavado. En tal sentido, las toallas de algodón orgánico son una maravillosa opción si quieres mantenerlas más años contigo: debes saber que el proceso completo de fabricación de toallas de algodón orgánico hace que las fibras de algodón conserven su resistencia durante mucho tiempo.

Comprar ropa o prendas de algodón orgánico nos ayuda a ser consumidores y ciudadanos más comprometidos, y plenamente conscientes de la responsabilidad de todos para ayudar a preservar un medio ambiente sostenible. La ropa de algodón orgánico servirá como un recordatorio para todos de que lo natural es más saludable, y además rentable a largo plazo.

Veamos por qué el algodón orgánico es una opción sostenible

Los métodos de producción intensivos utilizados en el cultivo tradicional de algodón pueden ser contaminantes para nuestros océanos, ríos y suministros de agua. Esta es la misma agua que bebemos, en la que nos bañamos y de la que obtenemos alimentos.

Por el contrario, la agricultura orgánica es una mejor opción porque los pesticidas y fertilizantes sintéticos peligrosos están prohibidos, por lo que menos químicos dañinos terminan en el agua. Además, la agricultura orgánica fomenta un suelo más saludable, que actúa como una esponja, absorbiendo agua durante las inundaciones y reteniéndola por más tiempo en épocas de sequía.

El algodón convencional o tradicional es responsable de alrededor del 15 % de todos los insecticidas vendidos en todo el mundo. Para que tengas un ejemplo: los efectos tóxicos de los pesticidas en las abejas -que son los insectos polinizadores más importantes de la naturaleza-, se han duplicado en sólo una década.

Los agricultores orgánicos utilizan métodos naturales para controlar plagas y enfermedades, por lo que al usar métodos más suaves, hay menos efectos dañinos en el ambiente y también en las personas que trabajan en los cultivos.

Muchas personas consideran al algodón como el “tejido de la vida”, ya que lo usamos para muchas cosas en nuestra día a día.  Usar toallas orgánicas nos permite reducir significativamente el impacto que tenemos sobre la Madre Tierra, y hacer un uso más inteligente de nuestros recursos naturales, para cuidar de nuestra salud y de nuestro bolsillo, pero también para que muchas más generaciones puedan contar con estas bondades de nuestra increíble naturaleza.

¡Conoce nuestra nueva línea de toallas orgánicas!

Visítanos en Facebook: https://es-la.facebook.com/fatelares/ 

Instagram: https://www.instagram.com/fatelares/ 

Llámanos al: +034 444 0025

Escríbenos a: ecommerce@fatelares.com.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.